end header begin content

ni tan al margen, política

Miguel Salazar pronostica escenario electoral inédito en 2012 con las dos “Marías”

22 julio, 2011

ND.- En su columna de este viernes en Las Verdades de Miguel, el editor Miguel Salazar afirma que la enfermedad de Chávez, por la que podría no presentarse en las elecciones presidenciales de 2012, permite pensar en “un escenario inédito” en el que “dos mujeres tengan la mayor opción para relevar a Hugo Chávez en Miraflores”: María Gabriela, la hija del Presidente, y María Corina Machado.

opinan los foristas

Asegura Salazar que como Chávez sabe que “cualquiera de sus probables suplentes no garantizan el triunfo del chavismo en el 2012”, ahí entraría “la jugada maestra” con dos Marías: María Gabriela y María Corina, “con muchas posibilidades para la primera si la oposición se resiste a la candidatura de la segunda, como va a ocurrir”.

Dice que sobre la candidatura de Machado, hubo una reunión en la residencia de Lorenzo Mendoza, presidente de la empresas Polar, donde se acordó apoyarla, con 10 millones de dólares para la campaña “siempre y cuando esté dispuesta a ir por encima incluso de la MUD”.

A continuación su comentario:

Mi comentario de la semana

Sin que casi nadie se haya dado por enterado, el cuadro clínico de Chávez ha cambiado radicalmente el panorama electoral para el 2012. Las organizaciones que apoyan su reelección, así como la oposición, están en shock. Nadie esperaba esta circunstancia. En el país se advierte una soterrada tensión. Venezuela dividida en dos toletes aguarda por un desenlace que nadie se atreve a vaticinar.

Los afectos al Presidente confían en el milagro de verlo recuperado incorporándose a la actividad política en procura de su reelección; sin embargo, aunque se trate sólo de conjeturas, no resulta descabellado anunciar que Chávez será el gran ausente del próximo proceso electoral.

Algo impensable hace apenas un par de meses; no para nosotros que sí hemos analizado ese escenario con suficiente anterioridad, sobre todo cuando asomamos la candidatura de su hija María Gabriela. Esa opción fue negada por el propio Chávez, aunque en diversas oportunidades dejó entrever que le gustaría ver a dos mujeres competir por Miraflores.

Ahora, con Chávez sometido a estricto tratamiento médico, quién contará con su visto bueno para en el 2012, para relevarlo en Miraflores al menos nominalmente. Desde luego hay razones para pensar que está por desatarse una escaramuza por ese motivo. Chávez sabe que sus pupilos son dominados más por razones financieras que por ideológicas.

Ello oscurece un futuro regreso. Cualquiera de sus probables suplentes no garantizan el triunfo del chavismo en el 2012, salvo que este proceso se reduzca a la presencia de dos mujeres disputándose la banda presidencial. Allí está la jugada maestra, esa que sale de la nada sin que aparentemente nadie se la proponga: dos Marías: María Gabriela y María Corina, con muchas posibilidades para la primera si la oposición se resiste a la candidatura de la segunda, como va a ocurrir. Que si María Gabriela no está preparada para ese cargo, qué puede uno decir cuando escucha a María Corina.

Se trata pues de un problema de supervivencia tanto para el Gobierno como para la oposición. La semana pasada se realizó una interesante reunión en la residencia de Lorenzo Mendoza. El empresario debía tomar una decisión en cuanto a su futuro político inmediato. Mendoza, entusiasmado por una variopinta de factores, entre otros, JVR y Luis Miquilena, pensó en postularse, pero dedujo que no sería precisamente su candidatura la que le serviría para negociar con el Gobierno el destino de sus empresas, sino que la llave para abrir esa puerta la tenía en María Corina Machado.

Por esa razón la diputada fue invitada al cónclave de Lorenzo. Allí se acordó apoyarla (se estima que, financieramente, el grupo dispone de 10 millones de dólares para la campaña), siempre y cuando esté dispuesta a ir por encima incluso de la MUD. Vale decir que MCM será candidata en las presidenciales del 2012, unas elecciones que podrían presentar un escenario inédito donde dos mujeres tengan la mayor opción para relevar a Hugo Chávez en Miraflores (dando por descontado que éste no se presentará a la reelección).

Ellas serían dos Marías: una, candidata del Polo Patriótico y la otra la opción encarnada por María Corina. Por un lado, Lorenzo Mendoza garantizaría la existencia de sus empresas y por el otro Chávez jugaría relancino a la supervivencia del proceso revolucionario. Unidad y lucha de contrarios. Así detendría el avance de la burguesía surgida a la sombra de su Gobierno, la cual es verdaderamente su principal enemigo, porque Chávez sabe que a la hora de la chiquita esa nueva opulencia capitalista terminaría pactando con el enemigo de clase. Entretanto, desde su lecho de enfermo, el jefe del Gobierno revolucionario sabe que no la tiene fácil. A Chávez le ha faltado dialéctica.

Él bien sabe que su tren ejecutivo no es el mejor del mundo y que bastará una ausencia prolongada para que vengan los pases de factura entre ellos mismos. Chávez los conoce a fondo y desconfía de todos ellos.



Etiquetas: | | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com