end header begin content

opinión

Una Venezuela que renace

31 mayo, 2011

Mi cansada Venezuela se despierta de una pesadilla.

Muchísimos venezolanos están forjando un nuevo sueño. Lo hacen desde muy adentro, en un silencio que produce ansiedad. Muchos venezolanos ya moldean en sus mentes y corazones un nuevo país levantado desde las cenizas de mi Venezuela y construido con, paz, progreso y amor.

opinan los foristas

Son los venezolanos que no quieren seguir escuchando este mensaje de odio, de separación, de lucha contra nadie y de un esquema ridículo de anarquía que hace enfrentar a los venezolanos.

Nadie puede estar de acuerdo en qué a alguien le arrebaten lo suyo, por uso de la fuerza y el miedo, sin mediar con un solo argumento basado en nuestra sagrada constitución. Los dueños legítimos de los edificios y terrenos confiscados estas últimas semanas, todavía creen en una justicia verdadera, lejana a los “principios” de esta fallida revolución.

No puede existir paz en una sociedad que estimula un bandidaje para permitir que ciudadanos de franela roja le quiten las propiedades a sus indefensos dueños. La patria clamando por paz, es más grande que aquella que pretende arrebatárnosla.

Es la Venezuela que entiende que para qué cada venezolano progrese, debe existir un clima de respeto y legalidad para lograr que los inversionistas y emprendedores puedan ejercer su rol en la sociedad.

El progreso se nos escapa de las manos en manos de un gobierno destructor de todo esfuerzo para producir empleo. El gobierno sólo piensa en extender su poder. La nueva patria, que renacerá en dos mil doce, se llenará de la energía de los venezolanos formados para hacer de este un gran país. La Venezuela del progreso, nacerá debajo de los techos de las fábricas que hoy sólo contienen polvo y escombros.

La Venezuela de amor no se conduce con gritos e insultos. Los venezolanos no entendemos ese idioma cuyo accionar es contrario al respeto que nos debemos unos y otros. La Venezuela tolerante es aquella que impulsa que las ideas se contrasten y se alimenten para generar propuestas con valor agregado. La Venezuela del amor, no insulta a nuestro cliente petrolero, al tiempo en que hipócritamente sigue abriendo la mano para recibir sus dólares.

La Venezuela de nuestros sueños, nacerá primero en nuestras mentes y en nuestros deseos. Los grandes triunfos de la historia se gestaron primero como un gran deseo, una necesidad y una visualización mental de ese gran triunfo. Eso está sucediendo. Ahora no es una moda capitalina, ahora es un sueño de muchos venezolanos, incluyendo nuestros hermanos de las provincias, que se cansaron de escuchar los cantos de una revolución fracasada.

La Venezuela que renace se alimenta de nuestra fortaleza interior, del amor por nuestra patria y por nuestros padres e hijos y de lo único que nadie podrá arrebatarnos o expropiarnos: nuestro deseo genuino e irrenunciable de ser libres.

La Venezuela que renace está en muchos lugares y personas. Venezuela no se rinde.

EnriquePereira

@pereiralibre



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com