end header begin content

opinión


El Nacional / ND

Santos, ¿nuevo líder suramericano?

3 mayo, 2011

Al Presidente de Colombia parecen habérsele olvidado las metas sociales que fueron el eje de su discurso de toma de posesión hace apenas 9 meses. Resulta paradójico que el desempleo, el subempleo y el trabajo informal no se superen de manera significativa a pesar del sostenido crecimiento económico y que aún 2.500.000 de colombianos no encuentren trabajo. Hace un año el desempleo se ubicaba en 12,8%, y este año se movió apenas a 12,6%, mientras que la informalidad supera aún 50%.

opinan los foristas

Otro tema, también de origen social, que comienza a enturbiar su desempeño es el fortalecimiento de las bandas criminales que son el monstruo engendrado por la desmovilización de miles de guerrilleros y paramilitares sin que se les haya encontrado una vía eficiente de reinserción.

Lo que parece estar pasando es que otros asuntos han comenzado a ocupar más la cabeza de Juan Manuel Santos, a quien los escenarios internacionales le prometen más aplausos que los resultados de las empinadísimas ejecutorias internas. Si algo le dio resultado al presidente Álvaro Uribe fue dedicarse por ocho años a una sola y única causa doméstica: la pacificación de su país, por la que salió en hombros de la Presidencia.

La presencia de Colombia en el Consejo de Seguridad de la ONU es un logro diplomático de relevancia, y su Cancillería piensa otro tanto de la Presidencia compartida en Unasur con Venezuela.

Hace pocos días, Colombia concretó, además, su iniciativa de firmar con México, Chile y Perú el Acuerdo del Pacífico que mira en serio hacia Asia. Hay quienes aseguran que lo que Santos tiene entre ceja y ceja es convertirse en el líder de Suramérica ahora que Lula da Silva salió del tablero regional. Por eso, quizá, es que esta relación acomodaticia, benevolente y cómplice con la revolución bolivariana también se ha convertido en un objetivo de la Presidencia colombiana. Es que en la escena global entenderse con los vecinos genera más reconocimientos que adversarlos.

Pero lo del rescate social de Colombia es tarea pendiente para quien gobierna. De hecho, la única área en la que las encuestas favorecen a Santos con crecimiento es en su desempeño internacional. En otros terrenos, la popularidad del Presidente cachaco viene en una cuesta descendiente.

En noviembre, según Inver Gallup, los que sentían que su jefe de Estado estaba cumpliéndoles eran 87 de cada 100, y en marzo de este año, comprendía apenas a 72. Y los colombianos que sentían que el peor problema era el desempleo pasaron en el mismo lapso ¡de 37% a 60%!.

Es que hay momentos en que una camisa de caqui cuenta más que una corbata de marca.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com