end header begin content

opinión


El Nacional/ ND

El varapalo español

31 mayo, 2011

Sobredosis

El PSOE tuvo que ponerle una cara humilde a España y al mundo después de la paliza electoral que enfrentó la semana pasada, al tiempo que Mariano Rajoy se está tomando la victoria con una discreción inteligente.

Los españoles sabían que la crisis económica que los mantiene de rodillas podía jugar a favor del PP en las elecciones autonómicas, pero aun no terminan de asimilar el tremendo “varapalo” que le ha dado una posición hegemónica sin precedentes a los conservadores, lo que, sin duda, se constituye en un anticipo a lo que ocurrirá el próximo año en los comicios globales. Pero el tema hay que tomárselo con la misma cabeza fría con que se diseñó la estrategia de bajo perfil impuesta por el líder opositor del Partido Popular.

opinan los foristas

Lo más importante fue ponerle el máximo volumen al descontento que ha producido en los españoles el derrumbe de la calidad de vida en España. Ni siquiera el anuncio temprano del jefe de Gobierno de su no concurrencia a elecciones le sirvió al PSOE para detener su desgaste.

Rajoy tiene ahora clara la carta que tiene que jugarse. Como decía El País el pasado fin de semana, el candidato sabe que lo importante en las elecciones de 2012 “no es tanto que gane él como que las pierda el PSOE”.

El acento, pues, no va a estar puesto en su figura ni en el debate de sus ideas: El gallego entiende mejor que nadie que no arrastra masas ni despierta pasiones.

Tampoco el énfasis estará en las propuestas de su partido para conjurar la crisis.

Se trata de poner de relieve que fue un accionar equivocado del partido de gobierno lo que produjo el mayor hundimiento de la economía española y la fatídica destrucción de dos millones de puestos de trabajo, 5 millones de los cuales habían sido creados en los 8 años de la gestión del PP. El nombre del juego es el de dejar que se atice espontáneamente el malestar que ha generado en el ánimo de la debilitada población el nefasto efecto de los recortes a los programas sociales, lo que resultó en una dolorosa bofetada a la población, porque les quitó apoyo sin generarles bienestar.

Rajoy se convirtió en el altavoz del temor ciudadano y el rédito fue el correcto. Mejor incluso de lo anticipado. Así que no tiene mucho más que hacer que dejar que el marasmo económico manejado por el PSOE haga su trabajo frente al electorado.

Ya habrá ocasión para corregir el rumbo cuando llegue la hora de despachar en la Moncloa. Los españoles entonces recordarán que cuando le tocó desempeñarse en la Cartera de Interior en el gobierno de Aznar, Rajoy llegó a ser el ministro mejor valorado de todo el gabinete. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, dijo a raíz del triunfo en las regionales: “con Rajoy, el PP ha conquistado el futuro”. Yo diría más bien que buena parte del varapalo se lo fraguó a sí mismo el PSOE con su incapacidad de manejo de los grandes problemas nacionales.

[email protected]



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com