end header begin content

nacionales, sucesos

Asesinan a octogenaria cuando veía un entierro

31 mayo, 2011

Foto Archivo

ND.- La señora María Cristina Algara, de 85 años, veía desde la ventana del apartamento de su hija el entierro de un vecino, cuando uno de los disparos que lanzaban al aire sujetos que rendían “homenaje” al fallecido, le impactó el rostro.

opinan los foristas

El hecho, que ya reseñábamos este lunes como una de las muertes violentas ocurridas este fin de semana en Caracas, ocurrió en el bloque 11 de Monte Piedad en el 23 de enero. Algara tenía nueve hijos, 50 nietos, 3 bisnietos y 4 tataranietos.

Al escuchar los tiros que provenían de la calle la mujer se asomó a ver que sucedía desde su apartamento. Como no pudo ver nada, fue al apartamento del frente, donde vive su hija, y al asomarse por la ventana una de las balas le llegó y la hirió de muerte en el rostro, a la altura del pómulo izquierdo.

Así lo recoge La Voz:

La curiosidad le costó la vida a María Cristina Algara, de 85 años de edad. La mujer fue herida de bala cuando este domingo se asomó desde la ventana del apartamento de su hija, para presenciar una balacera que se registraba en la calle de los bloques de Monte Piedad, parroquia 23 de Enero, durante un “homenaje” que sujetos armados le hacían a un amigo muerto a tiros el fin de semana. Era mediodía del domingo. María Algara vivía en el bloque 11 de Monte Piedad, donde vive su hija, pero en el inmueble del frente.

Cuando ocurrió el homicidio, la mujer estaba sola en casa, haciendo el almuerzo y con las ollas en el fogón. En la calle, un grupo de familiares y doliente de un joven que murió asesinado el fin de semana, hacían un homenaje a tiros, con el féretro, camino al cementerio.

Al escuchar los tiros, la mujer intentó asomarse a ver pero como nada se observaba desde su apartamento, fue hasta el de su hija donde no había nadie. Algara tomó unas llaves que conservaba del apartamento y se fue hasta la ventana para presenciar el “homenaje”, cuando una de las balas le llegó y la hirió de muerte en el rostro, a la altura del pómulo izquierdo.

La octogenaria cayó inerte en el suelo de la habitación, hasta la 1:30 de la tarde, cuando los vecinos, alertados por el humo que salía de la cocina hacia el pasillo, por las ollas que se quemaban, se asomaron y vieron que estaba la puerta abierta. Al entrar, fueron al fogón y lo apagaron. Minutos después, cuando buscaban a la abuela, la encontraron en el inmueble de su hija, sin vida. María Cristina Algara, era pensionada y vivía en el bloque 11 con su familia.

Tenía nueve hijos, 50 nietos, 3 bisnietos y 4 tataranietos. Su nieta, Carmen Gutiérrez, condenó la muerte este lunes, cuando junto a su familia, fue a la morgue de Bello Monte en busca del cadáver. Dijo que no es posible que en este tipo de “homenajes”, donde se reúnen delincuentes, pierdan la vida personas inocentes.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com