end header begin content

opinión

Hay un camino mejor

30 abril, 2011

LOS SUELDOS SUBEN POR LA ESCALERA Y LA INFLACIÓN POR EL ASCENSOR.

Esta semana el presidente Chávez anunció el esperado aumento salarial a los trabajadores del país. Las expectativas nuevamente se quedaron frías para quienes viviendo en una nación donde el barril de petróleo alcanza los 120 dólares, solo les toca un promedio de 6 bolívares diarios de aumento salarial, se pasará de 41 a 47 bolívares. La pregunta es ¿qué se puede comprar con 47 bolívares diarios? Ni regateando alcanza para un almuerzo, imagine cómo haría un trabajador que debe mantener cuatro o cinco muchachos, enfrentándose a la campante inflación venezolana. Para que tengan una idea, tan solo en tres meses -según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE)- un kilo de papas pasó a costar 30% más, en 1998 con lo que un venezolano compraba 24 papas hoy solo puede comprar 1 papa.

opinan los foristas

Esto es en cifras lo que representa el 25% de aumento decretado por el gobierno nacional, a partir de mayo con el primer incremento de 15% el salario mínimo quedará en Bs 1.407. Esto ni siquiera cubre la Canasta Normativa Alimentaria que publicó el INE para marzo de este año que se ubica en Bs 1.452.

Pero lo chucuto del anuncio presidencial no solo se percibe en términos monetarios, sino poblacionales. Este aumento únicamente beneficia al 45% de la población venezolana, mientras 55% de los venezolanos que son trabajadores informales, subempleados o desempleados quedaron por fuera, estos números no los estoy inventando, son las propias cifras oficiales del INE y estudios del Proyecto Pobreza de la UCAB.

El aumento de los precios va mucho más rápido que los sueldos y cuando un trabajador venezolano cobra Bs 1000 la inflación –aumento de los precios- le saca Bs 350 del bolsillo, un vulgar atraco que se agrava con la devaluación del dólar. Y es que pese a la inflación en los alimentos de 33%, el gobierno responde con un pírrico aumento salarial escalonado de 25%.

La dieta del venezolano ha sufrido un duro golpe, pues cuando hay algo de plata para comprar no se consiguen la comida producto del desabastecimiento. La encuestadora Datanálisis ubica el índice de escasez de este mes en casi 20% para el sector privado y del lado de lo que se nos ha vendido como la “solución” al problema alimentario, Mercal y PDVAL, en 50%. ¿Cómo se traduce esto? Ud. no encuentra en los anaqueles la leche, aceite, queso, azúcar, la sardina ni la mayonesa.

Un viacrucis de nunca acabar donde el componente especulativo se ha convertido en la excusa oficial para evadir la realidad del quiebre de numerosas empresas y el abandono de las tierras productivas tras el monopolio del Estado producto de las expropiaciones.

SOCIALISMO SIN TRABAJADORES. Quien ha escuchado algo de socialismo sabe que al menos en la teoría este tipo de sistemas aspira a ser una revolución encabezada por los trabajadores, el llamado proletariado. Este gobierno que se define marxista no ha podido alejarse más de los postulados de Marx, siendo antisindical y contrario a las demandas de los trabajadores.

Al principio intentó acabar con la voz reivindicativa de este gremio creando estructuras paralelas chantajeadas con el dinero del Estado, pero ahora cuando su propia central de trabajadores se le enfrenta lo que hacen es encarcelar dirigentes sindicales, demostrando que no admiten ninguna voz disidente.

Mañana marchan nuevamente los empleados del país y es una nueva oportunidad para demostrar que en la práctica el “socialismo del siglo XXI” no tiene trabajadores, pero también se ha quedado sin amas de casa, profesionales y nunca ha podido con los jóvenes. Todos tenemos la oportunidad mañana de apoyar esta movilización y entender que la lucha de los trabajadores es bandera de todos.

¿QUIÉN NO DEJA TRABAJAR A QUIÉN? El presidente Chávez ha comenzado su campaña electoral desplegando grandes vallas y publicidad en televisión con la frase “déjenlo trabajar”. Una expresión que no puede sino generarnos risa cuando en 12 años este ha sido el gobierno con mayores facilidades para gobernar, teniendo el control absoluto de las instituciones y manejando una gran cantidad de recursos, superior a la de cualquier gobierno de la era democrática. Cabe preguntar quién no deja trabajar a quién y si en realidad no ha sido el gobierno central el que se ha encargado de boicotear las gestiones que le han hecho sombra, sabiendo que el camino mejor está cada vez más cerca y el cambio es inevitable. Mientras tanto presidente aproveche el tiempo para trabajar verdaderamente por Venezuela.

Brian Fincheltub

[email protected]

@Brianfincheltub



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com