end header begin content

opinión

La condena que Caldera impidió se cumpliera con Hugo Chávez

28 febrero, 2011

Provoca enviarles la foto del golpista teniente coronel Tejero a los esperpentos golpistas de la asamblea nacional y revolcarles en su jeta los hechos de sangre del 4 de febrero que los avergonzará a todos ellos hasta el momento de su muerte. ¿Cómo convivir bajo un mismo techo con esa manga de criminales? ¿Cómo perdonar esa felonía? Tejero y el Rey tienen la respuesta: treinta años de cárcel.

El periódico EL PAÍS de España, en portada del 23 de febrero recién pasado, trae la foto de un gordinflón Antonio Tejero Molina, de 79 años, tostándose al sol de una de las playas de Las Canarias, junto a su esposa Carmen Díez. Nadie con treinta años o menos lo habrá reconocido. Pasó, de estos treinta años, quince en tres prisiones militares: El Ferrol, Figueres y Alcalá de Henares. ¿Qué hizo en los otros quince años? El periódico no lo cuenta.

opinan los foristas

La foto y la noticia vienen a cuento porque ese día se cumplieron treinta años desde que ese Tejera Molina, entonces teniente coronel – el mismo grado de los comandantes Chávez, Arias Cárdenas, Urdaneta Hernández y Acosta Chirinos – penetrara violentamente en las Cortes españolas y pretendiera imponer un golpe de Estado. Sucedió a media mañana del 23 de febrero de 1981. Y a pesar de contar entre los involucrados con altos mandos del ejército e incluso con cercanos asesores del joven monarca español y ultraderechistas que añoraban al general Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios, fracasó en toda la línea.

A la burda y caricaturesca orden del “¡sientensen, coño!” no se le produjo un rasguño a nada ni a nadie. Pero inmediatamente después de que el Rey Juan Carlos restituyera el orden y volviera la calma, la justicia española lo condenó a él y a otros involucrados con 30 años de cárcel.

Si Tejero, que no carga con un solo muerto a sus espaldas y por cuya culpa no se desestabilizó la naciente democracia española, fue condenado a treinta años de cárcel, ¿a cuántos debió haber sido condenado Hugo Chávez, a cuánto los restantes golpistas? ¿Qué hizo posible que el golpista español pasara la mitad de su vida en la cárcel y Hugo Chávez lleve doce años aterrorizando a Venezuela y hundiendo la república en el ominoso pantano en que se encuentra?

Ha circulado en estos días una portada apócrifa del periódico El Nacional supuestamente fechada el 5 de febrero de 1992, a once años de los vergonzosos sucesos españoles. Ninguna de esas noticias existió. Pero pudieron existir, pues reflejan una cruda e indiscutible verdad tan vomitiva que de solo recordarla provoca náuseas: la oposición aplaudió el golpe, Caldera impidió el juicio a los golpistas, Kiko Bautista y otros hoy próceres de la oposición respaldaron la felonía y el director de ese periódico, Alfredo Peña, estuvo involucrado hasta el tuétano en los ominosos sucesos. Que sólo la bravura de la Primera Dama y el coraje del Primer Mandatario impidieron se saldara con un espantoso magnicidio de toda la familia presidencial.

Provoca enviarles la foto del golpista teniente coronel Tejera a Soto Rojas, Darío Vivas, a Giordani, Aristóbulo y Jorge Rodríguez, así como a los otros esperpentos golpistas de la asamblea nacional y revolcarles en su cara los hechos de sangre del 4 de febrero que los avergonzará a todos hasta el momento de su muerte. ¿Cómo convivir con esa manga de criminales? ¿Cómo perdonar esa felonía? Tejero y el Rey tienen la respuesta: con treinta años de cárcel.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com