end header begin content

opinión

el club de la “tramparencia”

28 febrero, 2011

Desde que Hitler cenaba solo en su bunker o Stalin se emborrachaba con Molotov en el Kremlin nunca se había visto tal concentración de asesinos y ladrones parecida a la que descendió sobre la isla venezolana de Margarita un fin de semana de Septiembre, 2009.

opinan los foristas

Allí estuvieron Mugabe, Gadaffi, Al Bashir, Teodoro Obiang, rodeados de admiradores cazando autógrafos, como Correíta, Evo Morales y la señora Botox, todo presidido por Hugo Chávez. No solo se reunieron como hermanos sino que el tesorero venezolano del club condecoró a Muammar Gadaffi, con la más alta condecoración que impone el Estado Venezolano, la Orden del Libertador. Aquello fue un enorme insulto a los venezolanos, a la decencia, a la civilización.

Hoy, después de poco más de un año, el asesino y psicópata Muammar Gadaffi lucha por mantenerse en el poder, exterminando a miles de libios con….. la espada de Bolívar, la misma que le entregó nuestro déspota en Margarita a cambio de una tienda de campaña.

En esa congregación de Margarita también estaba el genocida del Sudán, Al Bashir, hoy buscado por la justicia internacional, así como uno de los dictadores más corruptos del planeta, Teodoro Obiang, de Guinea Ecuatorial. Obiang tuvo por mucho tiempo una cuenta personal en un banco de Washington DC, el desaparecido Riggs, con saldo de más de $500 millones. Una de las empresas más “prestigiosas” de cabildeo de la capital estadounidense,Cassidy y Asociados, recibe miles de dólares al mes, más gastos, por años, para bruñir la imagen del super-ratero en los medios estadounidenses, convirtiendo al ladrón y asesino Obiang en una especie de Madre Teresa de Calcuta. El Congreso estadounidense eventualmente se encargó de obligar a cerrar al Banco Riggs pero Cassidy y Asociados siguen hoy practicando sus mañosas “artes” a favor de Obang. Otra empresa de cabildeo, Patton Boggs, ha sacado la cara por el déspota Hugo Chávez en el pasado reciente, escribiendo sus comunicados en buen Inglés en diarios estadounidenses. Esta empresa es la misma que financia hoy en día un inmenso fraude legal contra la empresa ChevronTexaco en Ecuador, con la complicidad activa de Rafaél Correa.

Volviendo a Teodoro Obiang, la revista Der Spiegel ha publicado un informe según el cual el hijito de Obiang, quien lleva el predecible nombre de Teodorín, contempla la adquisición de un yate que costaría $380 millones. Según el gobierno de Guinea Ecuatorial, Teodorín pagaría el yate “con su dinero particular”. Uno se pregunta: como puede Teodorín acumular tantos ahorros si nunca ha tenido un empleo?

Teodorín puede comprarse un yate de $380 millones por la misma razón que Hugo Chávez se compra relojes suizos de miles de dólares y anda en un avión de $70 millones. Por la misma razón que Zelaya viaja en un avión de PDVSA con todos sus gastos “cubridos” y Danny Glover, el actor estadounidense, recibió $18 millones de Chávez para una película que no va a hacer. Por la misma razón que Mubarak y la familia de Gadaffi tienen miles de millones de dólares en bancos del exterior. En Inglaterra, USA y Suiza están procediendo en estos momentos a congelar esos dineros como congelaron los de Baby Doc, el tirano haitiano.

Esa razón es la ausencia de transparencia en el manejo de los fondos públicos en países dominados por déspotas, “tramparencia”, como decía el inefable Francisco Carrasquero desde la presidencia del CNE, hoy agazapado en el TSJ. En Guinea Ecuatorial también hay un Clodosbaldo Russián que se encarga de santificar a los malandros y a denigrar de ”Transparencia Internacional”. Como se llamarán la Cilia Flores y la Luisa Estela Morales de allá? Pueden ser Bunga Bunga y Gongo Dada, pero llevan a cabo las mismas funciones celestinas de encubrimiento y deshonor que las damiselas chavistas llevan a cabo en Venezuela. Son dobles mentiras, ni son flores ni son morales.

Esto seguirá ocurriendo hasta que los ciudadanos venezolanos expulsen del poder a nuestros Bunga Bungas y a nuestros Gongo Dadas.

Habrá un goteo de nuestros funcionarios, como protesta a los desmanes de Esteban? En Libia lo hay en este momento, pero dudo que algún día podremos leer una noticia de prensa que diga: “El embajador de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton Matos, se paró hoy frente a sus colegas, vestido de liquiliqui negro para la solemne ocasión, y dijo con voz grave y mirando al techo: ”Renuncio a mis múltiples cargos gubernamentales por no estar de acuerdo con la violación de los derechos humanos en mi país”. “Ya no puedo callar” – agregó el digno funcionario – sofocando un sollozo”.

Eso sería fin de mundo.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com