end header begin content

nacionales, ni tan al margen, política

Rectora de la UC: Chávez no podrá detener descontento contra Ley de Educación Universitaria

2 enero, 2011

Jessy Divo, Rectora de la UV. Foto: Blog Pablo Aure

ND.- En una entrevista publicada este domingo en el blog de Pablo Aure, Secretario de la Universidad de Carabobo, la Rectora Jessy Divo asegura que el presidente Chávez “y todos los que lo complacieron con la aprobación de esta ley, no pensaron nunca que los universitarios decidirían cambiar las vacaciones de Navidad y Año Nuevo por la lucha en la calle y en cualquier escenario.”

opinan los foristas

Declaró que la Ley es inconstitucional. “¿Cómo vamos a aplicar una ley inconstitucional?. Por esta imposibilidad me dirijo al señor Presidente para decirle que él será el único responsable si se enciende la mecha en este país, porque no podrá detener el descontento y la protesta en la calle”, dijo.

A continuación la entrevista con la Rectora de la UC:

(Alfredo Fermín).- Jessy Divo, rectora de la Universidad de Carabobo, está convencida de que el más sorprendido con la Ley de Educación Universitaria debe ser el Presidente de la República, Hugo Chávez, “y quienes le complacen en la Asamblea Nacional”, porque los universitarios le están demostrando que con su aprobación actuaron al margen de la Constitución Bolivariana. “Esa legislación es inaplicable.”

La Rectora insiste en exhortar al Jefe del Estado a que no le ponga el ejecútese a dicha ley, porque sería el responsable de lo que podría ocurrir en el país, con las protestas en las calles tratando de imponer una ley inaplicable constitucionalmente.

Jessy Divo de Romero, con su dulzura y sus buenos modales ha sorprendido al país al demostrar que tiene el “guáramo” suficiente para enfrentar la ley aprobada, únicamente por el partido oficial, con la finalidad de eliminar la universidad autónoma y democrática. En su oficina del Rectorado, en un día demasiado ajetreado, cuando tradicionalmente todo el mundo está disfrutando de las vacaciones decembrinas, comenta mientras prueba una taza de café “fuerte como nos gusta a los árabes”, que muchas personas, dentro y fuera de la universidad, preguntan si a las autoridades universitarias les tomó por sorpresa la aprobación de la ley de Educación Universitaria. Ciertamente, el régimen nos tiene acostumbrados no sólo a la sorpresa, al irrespeto, al desconocimiento de lo que significan las instituciones democráticas del país”.

¿Quiere decir que la Ley es inconstitucional?
– La aprobación de esta ley ratifica la política gubernamental de violación a la Constitución, porque la Asamblea Nacional aprobó un cuerpo normativo que, sin dudas, contradice la disposición constitucional que consagra, no sólo la autonomía universitaria, sino que reconoce a los actores fundamentales dentro de las instituciones de la educación superior. Pero, realmente, el más sorprendido es el propio Presidente Chávez y los pocos que lo siguen. Digo así porque la gran mayoría no está de acuerdo con lo que se hizo en la Asamblea Nacional con la Ley de Educación Universitaria, ni con ninguna de las que conforman el paquetazo, ni con la Ley Habilitante. Es evidente que están actuando al margen de la Constitución y eso es un descrédito para el Jefe del Estado.

¿Por qué cree que Chávez está sorprendido?
– Estoy convencida de que el Presidente Chávez y todos los que lo complacieron con la aprobación de esta ley, no pensaron nunca que los universitarios decidirían cambiar las vacaciones de Navidad y Año Nuevo por la lucha en la calle y en cualquier escenario. Están sorprendidos con que los equipos rectorales de todas las universidades nacionales autónomas no hayan tomado ni un día de vacaciones. El 23 y el 24 de diciembre estuvimos en Caracas sufriendo la represión desbordada de militares, que atentaron contra nuestras vidas, por ejercer el derecho constitucional a la protesta. El día de Navidad estuvimos en la calle celebrando reuniones. En la víspera del Fin de Año sostuvimos sesiones del consejo universitario, demostrando que anteponemos el país a nuestros propios intereses. ¿Quién puede disfrutar un período vacacional cuando está en juego la institución universitaria, que es nuestra vida?

Pero el gobierno considera que no está violentando la autonomía universitaria.
– Claro que lo está haciendo con esta nueva ley. En la Asamblea Nacional olvidaron que el artículo 109 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela amplió la potestad de la autonomía universitaria claramente: “El estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a los profesores, estudiantes, egresados de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica para beneficio espiritual y material de la nación. Las universidades autónomas se darán sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que, a tales efectos, establezca la ley. Se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión.

Se establece la inviolabilidad del recinto universitario”…
– Esto quiere decir que la Constitución reconoce y defiende los componentes de la autonomía en lo organizativo, financiero y económico, como valores fundamentales de las universidades. ¿Quién puede imaginar una universidad donde no exista el disentimiento, la confrontación de ideas, la tolerancia, el respeto?. Sin embargo con esta ley no pueden existir consejos de facultades o de escuelas, ni consejos universitarios, porque sólo se impondrá una línea de acción o decisión. Eso es contrario a la universalidad. Por ello exhortamos al Presidente de la República a que no promulgue esa ley sancionada por la Asamblea Nacional. Debe tomar en cuenta que la ley es inaplicable porque ninguna ley puede estar por encima de la Constitución Bolivariana.

¿Cuáles serán las acciones a tomar, en caso de que el presidente Chávez ponga el ejecútese a la ley?
-¿Cómo vamos a aplicar una ley inconstitucional?. Por ésta imposibilidad me dirijo al señor Presidente para decirle que él será el único responsable si se enciende la mecha en este país, porque no podrá detener el descontento y la protesta en la calle. Debe recordar que los universitarios ayer, hoy y siempre son los que orientan las grandes luchas en contra de cualquier régimen que pretenda destruir el sistema democrático y universitario de Venezuela. Si preguntamos a personas cercanas al gobierno, si están o no de acuerdo con esta ley, estoy segura de que la respuesta es negativa, porque ningún universitario puede estar de acuerdo con una ley que ordena el control único para imponer el pensamiento socialista, a través de un ministro que decidirá mediante una línea confusa y difusa. –

Seguiremos en la calle, insistiendo en las acciones a que hubiese lugar, no solo jurídicas sino de concientización. A partir de este lunes 3 de enero, todos los consejos de facultad y de escuela de la Universidad de Carabobo se convertirán en cátedras para explicar a los estudiantes, profesores y a todos los trabajadores, el propósito y el contenido de esta ley. ¿Encuentra algún aspecto positivo en la tan cuestionada ley? – Esa es una ley mentirosa. No se sabe, con las modificaciones que le han hecho, cuál será el texto definitivo. El proyecto lo presentaron a la Asamblea Nacional con 105 artículos, que elevaron a 110. Lo que aprobaron fue un escrito diferente al que tenían los diputados. Se habla de innovación, de pertinencia, de calidad, autonomía y democracia, lo cual es imposible que exista cuando a un ministro se le asignan todas las competencias correspondientes a las autoridades universitarias y a los organismos de cogobierno universitario.

¿Es cierto que hasta se elimina la palabra profesores?
– La ley es tan absurda que el término de profesor lo cambiaron por trabajador académico. A mi nadie me va a quitar el orgullo de ser maestra o profesora, ni este gobierno, ni ningún otro. ¿Qué pretenden cuando imponen el mismo término para todos?. Eso devela complejo. En la universidad nadie se siente superior a otro. Aquí se respeta desde el obrero hasta el profesor de mayor jerarquía. Ni siquiera, las autoridades universitarias se pueden sentir más que nadie. Primero que nada somos universitarios. Pero no sólo nos eliminan el título de profesores, sino que desaparecen el Consejo Nacional de Universidades, los consejos universitarios, los consejos de escuela y de facultad. Se desconocen los organismos del gobierno estudiantil. Todo eso lo quieren transformar con una ley mentirosa, que manipula con una terminología que no deja claro lo que es. No hay ni un solo artículo que se refiera a la previsión social de los trabajadores universitarios, ni al personal jubilado de las universidades, que es una de las mejores reservas de nuestra educación.

¿Quién es la autoridad suprema en la rectoría de las universidades?
– El artículo 111 deja la potestad de legislar al ministro de Educación Superior, en cuyas manos están los aspectos más importantes de la educación superior; él tiene que ver con la organización de la comunidad universitaria, con la participación de egresados en procesos electorales, con las carreras académicas, con el personal administrativo y obrero. Todo será reglamentado por él. Es absurdo que un solo funcionario pueda decidir sobre el régimen de ingreso a las universidades, sobre el otorgamiento de los títulos del pre y postgrado. Todo queda bajo su potestad suprema.

Por lo que ha expuesto esta es una ley punitiva.
– Los procesos disciplinarios son gravísimos en esta ley. Cualquier cosa pueda dar lugar a la inhabilitación de una autoridad, a la destitución o al despido de un profesor. Esto no puede ser porque la posibilidad de expresarnos libremente es la esencia de la universidad. Si se ejecuta la ley cualquiera que hable o exponga sus criterios en un salón de clases puede estar expuesto hasta la expulsión. En la disposición final, que es única, queda derogada no solo la ley de Universidades de 1970 sino los reglamentos electorales y disciplinarios, dictados internamente por las instituciones, todas las disposiciones legales y normativas que colindan o contradigan la presente ley. Cerco financiero

¿Cómo ha cerrado el año financieramente la Universidad de Carabobo?
– El cerco presupuestario y financiero no es casual. Nuestra gestión comenzó en enero de 2009, desde el punto de vista de los hechos. Desde ese momento todos conocen la realidad del presupuesto universitario. Lo repitieron y después lo rebajaron y no hubo un solo crédito adicional en 2009. El presupuesto se mantiene en 905 millones de bolívares. Aprobaron una cuota y la asignación a cada una de las universidades, pero hicieron caso omiso. Ignoraron las decisiones del Consejo Universitario que aprobó una cuota presupuestaria de dos millones de bolívares. Nos aprobaron 43 por ciento de lo que necesitamos para 2011.

¿Tiene un objetivo específico este cerco financiero?.
– Atentar contra la calidad y la inversión académica, imprescindible en cualquier institución de formación superior, y contra los planes de previsión social de los profesores. Seguimos con los sueldos de hace cuatro años. ¿Eso no es un irrespeto a la dignidad de un trabajador? El cierre económico fue tan complicado que dejamos de atender compromisos con los vigilantes, mantenimiento y servicios. El parque automotor sufre severos daños. Se aprobó un crédito adicional que debemos administrar contra factura, porque no hay un día en que no hayamos rendido cuenta de cada bolívar que entra. Cumplimos compromisos y deudas que tenemos con los centros hospitalarios, mediante un crédito adicional que, aunque no fue lo que solicitamos, permitió atenderlos en buena medida. La Asamblea Nacional aprobó un crédito en noviembre y, públicamente, el diputado Ricardo Sanguino reseñó la cuota de cada universidad. A la Universidad de Carabobo le correspondían 65 millones de bolívares, pero sólo le enviaron 24 millones. Esto significa que, ni siquiera, respetan la cuota que ellos mismos determinaron para atender las insuficiencias en estas casas de estudios.

¿Qué genera la falta de presupuesto?
– Deficiencia en los servicios, falta en la inversión académica, imposibilidad de aumentar las becas estudiantiles, congelación del personal de obreros y de profesores. Se cortan todos los planes, programas y proyectos. Cuando cercenan los recursos están atentando contra la inversión académica que significa laboratorios, centros de investigación, desarrollo de una universidad y, en consecuencia, del país.



Etiquetas: | | | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com