end header begin content

nacionales

Hoy “el río de Fe” recorre Barquisimeto por la 155 visita de la Divina Pastora

14 enero, 2011

ND.- Hoy se celebra la 155 visita de la Divina Pastora en el estado Lara, por lo que los 3 millones de feligreses acompañarán a la santa patrona por su recorrido en la ciudad de Barquisimeto. Las misas serán a las 5, 6, 7 y 8 de la mañana en la Iglesia de Santa Rosa.

opinan los foristas

Así lo reseña El Informador:

A 25 años de la muerte de Simón Bolívar, un 17 de diciembre de 1855, en Barquisimeto se reconoce la peste del cólera. Josefa Ramos fue la primera en morir, padeciendo una diarrea que desencadenó una súbita deshidratación. También sufrió dolor de cabeza, fiebre y cólico; lo que posiblemente causó su muerte por un shock hipovolémico.

Su corazón se detuvo por la cantidad de líquido corporal perdido, lo que antes hizo que su sangre dejara de circular; mientras estaba postrada en su cama. Junto al cólera, el desasosiego se propagó por todo Barquisimeto, cuyo territorio para aquel entonces se extendía de la carrera 15 hasta la 18 y de la calle 20 hasta la 30.

El único centro asistencial era el Hospital San Lázaro, ubicado en la carrera 16 con la esquina de la calle 26 (donde se encuentra hoy un estacionamiento), pero no estaba dotado para atender a los enfermos; quienes requerían hidratación intravenosa al entrar en estado crítico, el cual puede propinar la muerte en un lapso de 24 horas.

Ante este fatídico panorama, que se enmarcaba en la vorágine política de aires libertarios contra la herencia de una mentalidad aún colonial, la ciudad sucumbía y al pueblo le urgía que le devolvieran la esperanza.

El cronista de Iribarren, Ramón Querales, detalla que “se hicieron muchas cosas para evitar el cólera, la mayoría de corte religioso”, destacando la visita de imágenes provenientes de locaciones vecinas. Entre éstas estaba El Nazareno de Los Rastrojos, de Cabudare y la Divina Pastora, del pueblo de Santa Rosa.

Estas medidas se aplicaron de forma inmediata, considerando que el cólera se declara en diciembre y ya para el 14 de enero de 1856 se preveía la visita de las imágenes.

El vicario de la Arquidiócesis de Barquisimeto, Owaldo Araque, comparte que el Nazareno y la Divina Pastora fueron llevadas a un descampado en las afueras de la ciudad, en lo que se conoce hoy como la Plaza Macario Yépez (diagonal al Rectorado de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado) por iniciativa del padre que le da su nombre, quien era párroco de la iglesia Concepción, la cual sigue en la carrera 16 entre calles 25 y 26.

“En aquel lugar, Yépez hizo un llamado para congregar en una rogativa las imágenes católicas y le habló a la Virgen María, representada en la advocación de la Divina Pastora; clamándole que cesara el cólera”, comparte Araque. Luego de ese encuentro, ambas figuras fueron llevadas en procesión hasta la iglesia Concepción.

Pese a los esfuerzos, la respuesta no fue inmediata, ya que el cólera continuó atacando a los barquisimetanos y foráneos en el resto de 1856.

El libro Historia de la Epidemia del Cólera en Venezuela, publicado en 1929 por Rodríguez Rivero, ofrece un desglose de muertes por cólera en la zona. En él se detalla que entre el 3 de noviembre de 1855 y 23 de agosto de 1856, en Barquisimeto, se dieron 603 muertes; mientras que en Bobare fueron 17, en Duaca 51, en Santa Rosa 63, en Cerritos Blancos 46, en Las Veritas 26 y uno en Algaride. Juntos totalizaron 807 difuntos.

Trasciende que el padre Macario Yépez cayó enfermo a mediados de año, de lo cual existe la disyuntiva de que padeciese cólera o tifus. En sus últimos días, según se plantea en un libro escrito por él mismo y titulado En defensa de la Iglesia, al sentirse grave por su enfermedad; mandó a que le llevaran a su casa (que estaba donde hoy reposa la Torre David) la imagen de la Inmaculada Concepción.

José María Raldídiz, un religioso que trabajaba para Yépez, relató esta experiencia que está anexa en el prólogo del libro. “El padre exclama: Virgen María (…) por el misterio de tu Concepción Inmaculada, te pido ruegues a tu santísimo hijo Jesús… me otorgue la gracia de que yo sea la última víctima del cólera en esta ciudad”, luego volvió a su lecho y entregó su alma en manos de Jesús.

Honores a Macario tras reconocerse el milagro

El padre Macario Yépez murió el 16 de junio de 1856, pero antes mandó a que se construyera una cruz donde hizo su petición el 14 de enero. Sus religiosos cercanos, entre ellos Mariano Raldíriz (hermano de José María) acataron la orden y la cruz fue erguida en aquel descampado, llamado Tierritas Blancas. Hoy ahí se encuentra la Plaza Macario Yépez y la cruz es su símbolo. Trasciende que una cruz a las afueras de una ciudad, además de ser señal de evangelización, también significa mantener alejados los males.

Con una notoria disminución de casos de cólera a finales de 1856 y su paulatina erradicación (sin obviar la entrega del padre Yépez, quien rogó ser la última víctima); se celebró el siguiente 14 de enero la segunda procesión con la Divina Pastora. Puede que el padre Yépez no haya sido la última víctima, pero el cólera sí había cesado; hecho que despertó el fervor del pueblo al presenciar el milagro.

El libro Santo y seña de Lara, con textos de Juan Alonso Molina, resume este pasaje histórico diciendo que la procesión de 1857 fue “la primera en conmemorar su sacrificio (el del padre Yépez) y el milagro obrado por la que desde entonces se convirtió en la patrona espiritual de los larenses”.

El sentir de un pueblo

El vicario Owaldo Araque comparte que cada 14 de enero percibe en la procesión una muestra de religiosidad popular, el cual define como “uno de los gestos más bonitos de la fe y del reconocimiento de Dios”.

Complementa que el pueblo es testigo de la bondad celestial y por eso sale a la calle en armonía, con alegría a rendirle honores a la Divina Pastora.

“Si la gente no sintiese su fuerza milagrosa, no saldrían a acompañarle con tanto gusto”, detalla Owaldo; complementando que la magia de Dios se siente a leguas entre los niños, jóvenes y adultos que van a la procesión.

La Divina Pastora une a los barquisimetanos con amor, ya sea por tradición o por ayudar en momentos de desesperanza. Por eso la devoción crece, a la par de los testimonios y la atención del mundo contempla conmovido este acto de fe mariana.

ESTE 2011/19 tarimas en la Av. Venezuela

Desde tempranas horas de ayer diversos grupos comenzaron las labores de instalación de las tarimas a lo largo de la avenida Venezuela, desde la avenida Morán hasta la Catedral. Los tamaños de estas estructuras son variantes, hay pequeñas y muy grandes.

En un recorrido efectuado, se observaron 19 en total, algunas ya estaban totalmente armadas, mientras que otras simplemente tenían la estructura metálica, la mayoría de ellas están ubicadas en sentido Este – Oeste y en el área del canal de servicio.

Estas tarimas funcionan los 14 de enero como puntos de hidratación, pero muchas otras sirven de escenario para que diversos grupos musicales, religiosos y no religiosos, hagan acto de presencia a fin de rendirle homenaje a la Divina Pastora en su recorrido y animar los feligreses que acompañan a la Virgen en su visita anual a la ciudad de Barquisimeto.

Es importante mencionar que para la instalación de estas tarimas se tenía que solicitar un permiso ante el comité organizador de la visita 155 de la Divina pastora, pero diversos grupos arman sus estructuras, incluso el mismo día de la Procesión.

Con la Estadía divina en 53 parroquias

Durante 92 días, la Divina Pastora visitará 52 parroquias, tres vicarías y dos iglesias filiales, las cuales permanecerán prestas a recibir la Excelsa Patrona de la mejor manera.

Como es tradición en su recorrido, la imagen visitará el diario El Informador el 24 de enero, día en que sale de la parroquia San José, ubicada en la calle 25 entre carreras 21 y 22, para llegar a la iglesia San Francisco de Asís, en la calle 23 con carrera 17.

Entre voces de júbilo y cánticos de alabanzas los trabajadores del Diario de Barquisimeto, vecinos, amigos, y demás creyentes elevarán sus peticiones y agradecerán los favores concedidos.

La imagen visitará las iglesias de algunos municipios a mediados de este año, según Pablo Fidel González, párroco de la iglesia de Santa Rosa.

Aún no se tiene precisado el itinerario, sólo se conoce que serán tres municipios, después de su retorno a Santa Rosa.

[*] BUEN TIEMPO

Un sol radiante acompañará a los feligreses y a la Divina Pastora, en la procesión, aseguró Mario Pérez, pronosticador de meteorología del aeropuerto Jacinto Lara. Se espera un buen tiempo. “Vamos a tener una mañana fresca” y a primeras horas la temperatura será 9º centígrados, luego se espera nubosidad. En la tarde la temperaturas será de 31º centígrados a la sombra, sintiéndose en la calle en 34º centígrados. Asimismo, el pronosticador aseguró que no hay posibilidades de precipitaciones en la ciudad.



Etiquetas: | |

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com