end header begin content

opinión

¿Contradicciones presidenciales?

31 enero, 2011

En medio de la vociferación anecdótica y desordenada propia de cualquier discurso presidencial, destacan las contradicciones de quien sin conocer a fondo las implicaciones de los temas aludidos resulta atrevido toda vez que asegura la veracidad de cada frase sin medir el tamaño de sus consecuencias. Convencido de la información que suministra, aunque grosera y autoritariamente, las palabras que pronuncia no terminan de cuadrar con las realidades que las acompañan. No pasan la prueba de una mínima evaluación que pudiera corregir los desmanes que comete cada vez que refiere casos de la historia política contemporánea nacional. O peor aún, cuando se arroga condiciones de conocedor de la teoría económica, de la doctrina social liberal o de los postulados de la democracia política.

opinan los foristas

Resulta arbitrario y compulsivo de toda verdad, que valiéndose de su condición público-administrativa, el nivel de abuso cometido cuando a diario ocupa la red nacional de emisoras de radio y televisión para contar no sólo mentiras o sus chistes de mala calidad. También para amenazar con base en conjeturas o acusaciones infundadas que inducen caos social. Como que si por ello, el país dejaría de moverse entre la precariedad y el deterioro de la vida.

Con la excusa china de una ley habilitante que impúdica e ilegítimamente le otorga poderes supra-legislativos, quiere seguir revolcando al país en el estiércol de ideas obsoletas y vetustos procesos que sólo tienen cabida en la mente confundida de quien es capaz de desconocer los esfuerzos de desarrollo económico y social que se han procurado en el marco de una democracia imperfecta. Pero que venía generando resultados y brindando respuestas que, comparándolas con las actuales, no tienen correspondencia alguna.

Aunque lo más penoso de toda esta situación, es el peligro que corre la sociedad venezolana. Sobre todo quienes carecen de una cultura política mínima, por la inercia política que durante este decenio ha venido acentuándose con el agravante de obnubilar o nublar actitudes a consecuencia de un comportamiento pasivo (o cuando más, genuflexo) por causa del sometimiento que pueda asumirse como expresión de la represión ejercida como razón del autoritarismo militarista.

Frente a tal cantidad de problemas, el Ejecutivo Nacional se resiste a dialogar, Más aún, a reconocer la seriedad de los mismos haciéndole ver al país que Venezuela es lo más parecido al “Paraíso terrenal”. Basta con observar lo que muestra el canal de televisión “de todos los venezolanos”, VTV, para sorprenderse del desconocimiento que se tiene de las realidades nacionales repletas de conflictos, protestas, injusticias, arbitrariedades, atropellos y decisiones inconstitucionales de todo tenor y color aupadas por el propio régimen como ejercicio casto y puro de la revolución bolivariana. Cuando lejos de esto, lo único que está notándose, nacional e internacionalmente, son las descomunales, aberrantes y punibles contradicciones presidenciales.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com