end header begin content

opinión

Terrorismo en Venezuela

1 noviembre, 2010

El periodista español Antonio Salas relata, en su libro “El Palestino”, como se infiltró en las redes del terrorismo internacional, adoptando la personalidad ficticia de Muhammad Alí Tovar. Aprendió árabe, se convirtió al Islam y se circuncidó. Es evidente que Salas es un hombre de izquierda, con una clara simpatía inicial hacia el chavismo. Sin embargo, las revelaciones del libro, documentadas con fotos, grabaciones y videos, obtenidos con una cámara oculta, confirman las denuncias sobre las conexiones de sectores del gobierno chavista con grupos terroristas como la ETA, las FARC, Hamas y Hezbollah. Las evidencias de Salas comprueban la veracidad de las informaciones que provenían de guerrilleros desmovilizados de las FARC, de los contenidos de los computadores de Raúl Reyes, de las recientes confesiones en España de los etarras Atristain y Besancé y sobretodo de lo denunciado por el juez español Eloy Velasco. Después de las evidencias de Salas, es realmente “difícil” dudar de la existencia en Venezuela de campamentos, donde oficiales activos del ejército venezolano entrenan a terroristas nacionales y extranjeros. Salas comprueba que los etarras que fueron acogidos legalmente en Venezuela, durante los años ’80, por un acuerdo entre los gobiernos venezolano y español, con el compromiso de abandonar la acción terrorista, se dividen en tres grupos: a) los que acatan el compromiso; b) los que regresaron a la clandestinidad y siguen activos, como el recientemente arrestado en Francia, José Lorenzo Ayesterán; c) y los que no se ocultan, como Arturo Cubillas, quien tiene un cargo en el Ministerio de Agricultura venezolano, pero llevan a cabo labores encubiertas, como financiación, acogida, apoyo y entrenamiento de nuevos terroristas. Es interesante recordar que la esposa de Cubillas, Goliezer Odriozola, ha sido Directora en el despacho del Presidente Chávez y ahora es Directora General en el Ministerio de Agricultura.

opinan los foristas

Muhammad Alí, junto con Vladimir Ramirez, hermano de Carlos El Chacal, el más famoso terrorista del Siglo XX y confeso admirador del más buscado del Siglo XXI, Osama Bin Laden, funda el Comité de Repatriación de Carlos y se convierte en su webmaster y confidente.

Las confesiones del Chacal a Muhammad Alí son impresionantes, incluyen crímenes concretos, su relación con Al Qaeda y, en particular, con los autores del atentado a las Torres Gemelas. El Chacal admite que, a través de su suegro alemán con pasado nazi, recibió la colaboración de funcionarios ex nazi de la STASI, la policía política de la Alemania comunista, así como de ex nazi de origen palestino, que formaban parte de los 120.000 voluntarios árabes, que fueron a combatir con las fuerzas de Tercer Reich y que adquirieron la nacionalidad alemana. Comunistas y fascistas, unidos una vez más. Salas también relata, “inter alia”, que el argentino Oscar Rotundo, Secretario de la Coordinadora Continental Bolivariana, organización que incluye a las FARC y a otros grupos terroristas y extremistas latinoamericanos es asistente de Roy Daza, Presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional de Venezuela. Recordemos, finalmente, que Chávez se ha referido, públicamente, al Chacal, como “un luchador revolucionario”, con el cual él comparte “una profunda fe en la causa y la misión” y ha afirmado que las FARC “son un movimiento político bolivariano, que en Venezuela se respeta”.Las conclusiones se las dejo al lector.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com