end header begin content

opinión

Tamara Sujú Roa

La Razón / ND

¿Por qué nos odia Chávez?

30 noviembre, 2010

Cuando escribo estas líneas, no hago mas que recordar la cara de cada uno de los que sentados en el Salón Elíptico de la Asamblea Nacional, aplaudían el balbuceo de quien no solo despotricaba de las políticas de gobierno de su país (Estados Unidos de América), sino que además exigía la aprobación de una ley violatoria de los derechos constitucionales de los venezolanos.

opinan los foristas

Imaginamos que le dieron ese honor -el resto de los ciudadanos tenemos vetado acercarnos siquiera a la Asamblea Nacional- porque simbolizaba una persona nacida en el imperio “mismo”, hablando mal de su país y bien de una revolución a cuyo líder no dejo de alabar como si fuera el salvador del mundo.

Espectáculo grotesco el que contemplamos ese día de supuesta “reafirmación de la Soberanía”. ¿Cual soberanía pregunto yo? ¿Aquella que le entregó registros, notarias, puertos, aeropuertos, salud, deporte, alimentación, entre otros, a la fuerza de ocupación cubana que hoy tenemos en el país? ¿Como se atreven a hablar de soberanía aquellos que permitieron que miles de compatriotas preparados, aptos, capaces, perdieran sus puestos de trabajo, y pasaran a ser una oleada de trabajadores informales, perseguidos o exiliados, simplemente por pensar distinto y expresarlo mediante el voto?

Muchas veces me he preguntado ¿de donde sacó tanto odio el presidente? ¿Como es posible que prefiera, por ejemplo, llenar de cubanos el sistema de salud, en vez de valorar, fortalecer y dotar a los médicos, enfermeros y enfermeras venezolanos, que trabajan con las uñas sin descanso en hospitales que dan tristeza por el abandono en el que están, y encima tienen que salir a las calles a protestar para que les paguen su mísero sueldo?

¿Como es que mientras anda por el mundo regalando ambulatorios y hospitales, nuestras parturientas tienen que ponerse una bolsa de basura como bata para parir, los enfermos tienen que hacer un periplo por todos los centros hospitalarios para conseguir una cama, y llevar además los insumos básicos como gasas, inyectadoras y a veces otros materiales y medicinas para ser atendidos?

¿Como es que mientras regala el Hato Piñero a los libios, le confisca sin negociación las tierras a venezolanos que durante años se han dedicado a la agricultura y a la ganadería, sacándolos la mayoría de las veces a la fuerza, dejando a familias completas sin su fuente de trabajo, sin vivienda, y sin medios para volver a empezar? Y hablo por aquellos campesinos que no son precisamente los dueños, sino los que trabajan las tierras, arrean el ganado y mantienen a sus familias y las sacan adelante con el sudor de su frente.

¿Porque nos odia tanto aquel que debe procurar el bienestar de TODOS los venezolanos? ¿Porque quienes no creemos ni estamos de acuerdo con el proyecto personal del presidente somos tratados como ciudadanos de 3ra sin las mismas garantías constitucionales de quienes se le doblegan por ambición, miedo o flojera mental?

El régimen desprecia a quienes no se le someten, a quienes defienden sus principios de democracia y sus valores morales. Persigue a quien no lo alaba y se atreve a criticarlo, aún sabiendo que la mayoría no lo quiere y no cree en un sistema que pretende imponernos a la fuerza, ajeno a la idiosincrasia del venezolano.

No quiere gente crítica, pensante. Quiere sometidos que no protesten aunque se estén ahogando entre viviendas que se caen por las lluvias, carreteras que se están desmoronando por falta de mantenimiento, comida que están perdiendo por falta de luz, hijos, padres y amigos que están muriendo por el hampa enloquecida muchas veces mejor armada que los propios funcionarios policiales, familiares que sometidos a raptos y secuestros logran sobrevivir y callan por miedo a represalias, en fin…quiere gente boba que lo aplauda y le toque el violín, aunque el barco se este hundiendo, como el Titanic.

“El estado soy yo” dice nuestro Luis XIV. ¡Gracias a Dios! Porque el día en que vuelva la justica a nuestro país, la adjudicación de culpas por la ruina, el odio, la polarización, la miseria, las tierras arrasadas, la destrucción de las Instituciones, de la riqueza y del empleo decente, ya sabremos hacia donde mirar.



Etiquetas:

Canal Noticiero Digital

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com