ni tan al margen

Una penúltima aclaratoria al Señor Mario Silva García

23 Octubre, 2010

Mario Silva. Foto archivo

ND.- “Debo reconocer, en el señor Mario Silva García, que tuvo la hombría y la gallardía para reconocer que por disentir de él, me ofreció “partirme la cara” en donde me encontrara; término exacto utilizado y no el de trompadas como lo enuncié en el artículo anterior, en sus correos amenazantes e intimidantes que conservo guardados.”

opinan los foristas

Este párrafo es parte del artículo que le dedica el médico y columnista de Aporrea, Eliécer Alvarado Pulgar, a Mario Silva, conductor de La Hojilla, en un enfrentamiento verbal (hasta ahora) que tiene más de tres años andando.

A continuación el artículo en cuestión:

Fuente: http://anonymouse.org/cgi-bin/anon-www.cgi/http://www.aporrea.org/medios/a110770.html

Por: Eliécer Alvarado Pulgar (*)
Fecha de publicación: 22/10/10

Es su última aclaratoria al Dr. Eliécer Alvarado, el señor Mario Silva García comienza diciendo, cito; “El Dr. Eliécer Alvarado lleva tres años atacándome. No sé que lo mueve, ni me interesa, pero su odio visceral contra los médicos internacionalistas cubanos y mi defensa a ultranza de la ayuda que nos han prestado las misiones cubanas y el Comandante Fidel Castro, han sido el centro de sus ataques”.

Ya en una ocasión; específicamente el 7 de octubre de 2007, en mí artículo publicado en este portal y titulado “Es para ti, Mario Silva García”, escribí lo siguiente, cito: “…la cosa es contigo; no es en contra de los médicos cubanos, ni hacia la revolución y mucho menos en contra del líder Presidente Hugo Chávez”.

Y es que esta polémica, con el polémico conductor del programa insignia de la revolución Bolivariana, La Hojilla, el señor Mario Silva García, da inicio el 14 de junio de 2007; exactamente, como lo indica el señor de la noche, hace tres años. (Aclaro. A los escuálidos los llamo escuálidos porque ellos así lo asumieron desde 2002 cuando en sus marchas exhibían “bandanas” en donde se leía, cito: “Yo soy escuálido”. Al señor Mario Silva García, a quien en mis artículos y así lo pueden leer, están todos en la sección de autores de Aporrea, siempre lo he tratado con respeto y consideración de ser humano, le llamo el señor de la noche; término atribuido, creo, a Ismael García, porque él, el señor Mario Silva García, también lo asumió desde el mismo momento cuando, aperturando programas, coloca el tema musical: “El Señor de la Noche”)

Debo reconocer, en el señor Mario Silva García, que tuvo la hombría y la gallardía para reconocer que por disentir de él, me ofreció “partirme la cara” en donde me encontrara; término exacto utilizado y no el de trompadas como lo enuncié en el artículo anterior, en sus correos amenazantes e intimidantes que conservo guardados.

De igual manera, ya que el Señor Mario Silva García dijo en su escrito, cito: “…aún cuando no prometo nada en cuanto a las ganas que tengo de darle las trompadas.” espero, que así como tuvo la hombría y gallardía para reconocer sus amenazas, también la tenga para cumplirla. Por acá, en Maracaibo, lo esperamos.

Mi escrito, el cual estoy titulando “Una penúltima aclaratoria al Señor Mario Silva García”, deja abierto, completamente, al menos de mí parte, todo el caudal de críticas que nos venga en gana hacerle tanto al señor Mario Silva García, como a todos cuantos le siguen y que he dado en denominar, a partir de este momento, “Silvistas” y no “Chavistas” cuyas siglas de partido son PSUV, similares a las del Partido Socialista Unido de Venezuela; es decir, Partido Silvista Unido de Venezuela.

Porque no se crea, este militante del PSUV, el señor de la noche, tan militante como yo del Partido Socialista Unido de Venezuela, con los mismos derechos partidistas que tengo yo, que él tiene una patente de corso que le impida a cualquier ciudadano o militante de su mismo partido, cuestionarlo o atacarlo si él lo prefiere llamar así, políticamente.

Y es que además de ser un derecho individual que me da mí Constitución; porque es mía, la que yo en conjunto con millones de seres humanos llamados venezolanos me di, para poder tener el derecho de expresar libremente mis ideas, es mi deber como militante del PSUV seguir las Líneas de Chávez cuando dice: ES NECESARIA LA CRITICA Y LA AUTOCRITICA.

Por tanto, no crea el señor de la noche, siempre y cuando este maravilloso portal, que me dio el honroso puesto, no merecido, de incluirme entre sus colaboradores; en su sección de autores, me permita y de eso no tengo la menor duda que así seguirá siendo de expresar mis opiniones, que logrará amedrentarme e impedirme que dirija mis cuestionamientos políticos hacia él cuando lo estime necesario, sin necesidad de ofrecerle, al más rancio estilo adeco cabillero, partirle la cara por el simple hecho de no compartir puntos de vistas en relación a algún tema en particular, así el galardón, que tenga que exhibir, sea el de contrarevolucionario otorgado por los Silvistas.

Si ese es el precio a pagar, entonces, bienvenido el galardón.

A continuación, le entrego a los lectores los dos artículos que solicito, a quien me haga el honor en leerlos, lo hagan en el orden en que se los enumero, y que fue el punto de partida de esta polémica con el señor Mario Silva García y no en contra de la Misión Barrio Adentro como pretende, equivocadamente, aunque pudiera decir también, mentirosamente, pero le daré el beneficio de la duda con el primero de los términos, equivocadamente, hacer creer

En la Misión Barrio Adentro tengo muchos amigos, venezolanos y cubanos; afectos incluso, porque mi señora pertenece al equipo médico de la Misión Barrio Adentro en donde completó su formación como Médico General Integral de la tercera cohorte; afectos, porque mi hijo menor fue Coordinador Estadal por el Zulia de La Misión Barrio Adentro Odontología y posteriormente, Coordinador Nacional de la Misión Sonrisa; por tanto, mal pudiera tener algo, este humilde médico, en contra de esa noble Misión; mucho menos, en contra de los médicos internacionalista cubanos a quienes he capoteado (o zapatero para los centrales) en partidas de dominó, que es en el único terreno en donde los considero adversarios.

Saquen sus propias conclusiones.

ARTÍCULO UNO:
http://anonymouse.org/cgi-bin/anon-www.cgi/http://www.aporrea.org/actualidad/a36561.html

ARTÍCULO DOS:
http://anonymouse.org/cgi-bin/anon-www.cgi/http://www.aporrea.org/actualidad/a38028.html

¡El que tenga oídos, que oiga!

(*) Médico

elieceralvarado@hotmail.com>

Canal Noticiero Digital